Monday, May 23, 2011

Líneas argumentales para torpes: la Rambosidad

La Rambosidad, ese concepto clave para entender todo el cine de acción y/o terror del último medio siglo. No importa lo lila que sea el personaje, si sobrevive el tiempo suficiente y los antagonistas le administran la cantidad adecuada de puteo hasta a Peter Parker se le hincha la huevada y se lía a repartir toñas. Pero ¿con qué intensidad lo hace? ¿Cual es su Rambosidad? Pues muy simple:

Dado un momento de tiempo i, calculamos la Rambosidad de un determinado sujeto en ese momento mediante la siguiente fórmula:

Ri= Ro + Ri-1 + API

Siendo:
Ri=Rambosidad en el momento i
Ro=Rambosidad en reposo del sujeto
Ri-1=Rambosidad acumulada hasta el momento
P=Puteo acumulado
I=Implicación personal en el puteo
A=Armamento disponible (siendo 1 las armas naturales del sujeto)

Hay que tener en cuenta que Ri-1 puede tomar un valor elevadísimo si el sujeto lleva ya unas cuantas películas a sus espaldas y que Ro puede tomar valores demenciales en según qué personajes. Esto puede apreciarse muy bien en películas como "John Rambo" o "Quantum of Solace" -por poner ejemplos recientes- en las que el personaje protagonista está acribillando a balazos a la gente desde el primer cuarto de hora de película.

Espero que les sea de utilidad.

2 comments:

oscar1979 said...

Ya que estas en el tema calculame la Rambiosidad de un persdonaje de pelicula despues de los siguientes sucesos:

1.La mafia Italiana se ha cargado a su mejor amigo.
2.Un psicopata a matado a toda su familia
3. Su caniche sigue secuestrado en en Vietanan.
4. Su veciono le tocaba cuenda era niño.
5.El quaterback del equipo de la escuela le humillo durante la high school.
6.Unos pueblerinos violaron a su novia delante de sus ojos,
7. Su hermano pequeño le abofeteaba y le roba el dinero.

Yo creo que mas o menos sale un Steven Segal......

Quemador said...

Steven Segal se queda corto, que siempre ha sido un tipo muy de furia contenida -ya sabe, el aikido y todo eso-, yo ahí veo un William Foster -el de "Un día de furia"- como una catedral, aunque para calcular la rambosidad final necesitaría saber de qué armamento dispone. De todos modos hablamos de un valor alto de cagarse.