Thursday, September 04, 2008

Las Joyas Vandálicas de Le Pédant IV: Medina-Pristina-Moscú

En una reciente visita relámpago a Medina del Campo tuve la oportunidad de apreciar dos joyas vandálicas que me ensimismaron por la enorme cantidad de matices que de ellas pueden extraerse.

La primera de todas viene a demostrar lo internacional que se está volviendo el derechosismo y lo simplista del pensamiento de los ultras (de derecha o de izquierda, son la misma purria), así como la rapidez con la que la gente se sube al carro de causas que, no solo no comprenden, si no que además les pillan verdaderamente a desmano.


Porque, díganme ¿qué leches le importa Kosovo, Serbia y la madre que parió a Tito a un ultra de Medina del Campo? A mí que me lo expliquen.


La siguiente Joya es de las que me apasionan, las evolutivas.


Esta maravilla empezó siendo una pintada rojerilla aludiendo a la presunta homosexualidad de Adolf Hitler, nada demasiado original, sin embargo un astuto y creativo ultraderechoso decidió transformar la consigna izquierdosa no en una ¡si no en dos consignas fachoides!

Por un lado tenemos el clásico "Heil Hitler", que nunca destiñe e infunde el miedo en el corazón de cualquier bolchevique, pero lo realmente genial es ese "Lenin Maricón".
Nuestro avispado pelón ha dado la vuelta a la tortilla atacando al padre de todos los soviets con armas dialécticas de una sofisticación que asusta, anotando un tanto para FE-JONS ¡Esos sucios comunistas se lo pensarán dos veces antes de volver a hacer una pintada!

Para aquellos que se vean confundidos por la extraña orientación política de este artículo ahí va una aclaración: yo no me caso ni con los hunos ni con los hotros, cuando tenga el poder omnímodo van a ir todos al garrote vil, por descerebrados.

2 comments:

Maffia Machiaveli said...

yo siempre he pensado que si usted y yo montaramos un combo pop, nuestra vestimenta sería la de los moteros de los 50/60: una amalgama abigarrada de referencias militares de mil bandos diferentes... por lo heterogeneo y por joder, ya sabe.

dicho esto: la primera pintada me trae a la memoria una anecdota muy simpatica protagonizada hace años mientras (intentaba) estudiar derecho en Coruña. Para ponerle en antecedentes dire que fue durante la guerra en los balcanes, y un amigo con el que sali esa noche se paso pueblo y medio con el acido, de manera que, al llegar al cualtel de atocha y ver a los milicos haciendo la imaginaria, el Lsd tomo el control y comenzo a gritar desesperado: "Estamos en Kosobo, estamos en Kosobo"

Quemador said...

Hawhawhaw.

Hablando de grandes colgaos de los 90... XD